viernes, 7 de agosto de 2015

El otro lado de no poder tener un hij@ biológico...la adopción

A veces la vida te pone pruebas...duras, difíciles, que piensas que jamas vas a poder sortear, que no vivirás lo suficiente para tener la experiencia de hacerlo, pues yo viví junto a mi marido una de las perdidas mas grandes que puede tener un ser humano, mi pequeño Joaquín, él era esperado, con ansias, alegría, devoción...con todo lo que una madre y padre pueden esperar cuando por fin te dicen que tienes a ese ser que esta creciendo dentro de ti...la sensación mas maravillosa de la vida....ser Padres...era lo que siempre quise....y cuando encontré mi media naranja se volvió nuestro sueño, a pesar de que hubo un médico que dijo que jamás podríamos...se pudo, el milagro de la vida ocurrió, sin embargo no duro la ilusión, pues se vino abajo cuando él dejo su cuerpo inerte entre mis brazos y sollozos, nuestra pena fue grande, fue como si nos hubiesen arrancado la alegría de vivir y existir, tuvimos que seguir con nuestras vidas, a pesar de ver gente riendo, a pesar de salir a la calle y encontrarse con mamás que sostenían a sus bebés y niños corriendo por doquier, mi corazón se estremecía cada vez que veíamos esas muestras de amor que quizá nosotros nunca más tendríamos, pero aprendimos a vivir día a día con nuestra pena, nuestro Joaquín ya no volvería, sin embargo nos estaría cuidando en el mas allá...

Aquel doctor que alguna vez trunco mi sueño de ser mamá se equivoco y por la gracia del Señor luego de Joaquín vinieron 2 hermosos niños, aunque no totalmente sanos, han sido los mejores años de nuestras vidas, dedicarnos a estos maravillosos diablitos, los amamos con todo el corazón, alma y galaxia por completo sin rincón alguno que falte, nos enloquecen sus travesuras y amabilidades, no hay día que no agradezca por lo que Dios nos ha dado!!!

Así fue que llegó el día que ya no podemos tener más hijos, no por que no quisiera seguir teniendo hijos, solo que mi cuerpo se había desgastado demasiado y según los médicos otro embarazo era muy peligroso tanto para mi salud como para un próximo hij@, la sensación es primero de pasividad, uno accede, total tengo mis hijos, mi familia somos nosotros...meses después empezamos a pensar en que 2 era lindos, pero 3 sería excelente, sobretodo si fuera niñita, secretamente empezamos a querer embarazarnos sin que ocurra exitosamente, después de un par de años nos decidimos a decirlo en voz alta y ahí comienza el deseo de tener otro hij@ sin poder tenerlo. Pasamos muchos años pensando que estaba bien, que la familia estaba constituida y que eso era...tratamos de suplirlo con más mimos a nuestros hijos, buscando cariño extra en los hijos de los amigos, estábamos llenos de este amor que uno tiene para dar, no sentíamos que teníamos que parar, no es como cuando a alguien le dicen "no puedes tener más hijos, desenchúfate de la maternidad", pues no funciona de esa manera.

Luego de esos años volvimos a repasar porque?...solo porque los médicos lo dicen?....solo porque mi cuerpo no resiste más?...solo porque habíamos tenido los que habíamos tenido y ya?

Con mi marido empezamos a pensar todos los días en lo mismo...y si tuviésemos otro?...sería una niñita porque ya teníamos hombres, faltaba vivir esa experiencia de tener una niñita en casa, jugar a las muñecas ver monitos de niñitas, y porque no sentarse a tomar el té.

Es así como comenzamos un proceso lindo, angustiante de muchas maneras y a la vez esperanzador....la adopción era el camino a seguir...ya tenemos niños, no son grandes, pero tampoco bebés, así que les preguntamos si querían tener una hermanita, y ellos dijeron siiiiii, estábamos taaaannnn contentos, que al día siguiente pedidos hora para la charla y así poder empezar los trámites...a la charla fueron varias parejas y allí nos explicaron como era el proceso y que pasos debíamos seguir, si es que queríamos seguir después de la charla, enviamos un mail donde decía que queríamos continuar con el proceso, luego un psicólogo de la institución (Sename) nos llamo para darnos una hora donde nos explico el siguiente paso...pasar por un psicólogo (7 UF) calificado por ellos, nos entrego una lista y resalto un nombre que habíamos escuchado, que tenía buenas referencias de algunos amigos, así llamamos para solicitar hora, ella siempre estaba copada, yo sabía que sería difícil pedir una hora...pero al mencionar que estábamos en el proceso de adopción, la secretaria nos reservo una hora para 1 semana más, guaaauuu dijimos esto será rápido jajajjajaj, pues no fue asi, pasamos mucho tiempo yendo y viniendo de la consulta, ya que  hacia consultas con mi marido, luego conmigo, luego ambos, test y mas consultas, este proceso fue angustiante porque uno piensa que poco menos te encontraran grave y ahí perdiste altiro la posibilidad que tanto anhelas...la cosa es que después de varios meses de consultas por fin nos dio nuestro pase al siguiente paso, su conclusión fue que eramos buenos padres, que deberíamos pensar en adoptar una niña grandecita, y bueno tampoco queremos una beba en casa, solo por las edades de nuestros hijos sería demasiado la diferencia pero si una niñita hasta 4 añitos y ella nos dijo que estábamos preparados hasta de 6, lo cual nos alegro mucho saber que estábamos capacitados, igual uno siempre tiene miedo que no lo este haciendo tan bien como se supone que se haga, pero quien tiene una guía de ser padre....nadie.

Pasada esta etapa, el psicólogo de la institución nos llama para darnos la noticia y decirnos el siguiente paso, la asistente social (6 UF), a lo cual también nos dio una lista de los que estabas acreditados, claro no es una lista larga, nos recalco una dentro de todas , nos pareció bien y concretamos con ella, a pesar que ella fue rápida para sus reuniones se nos vino un terremoto en la región, lo cual hizo que el proceso se retrasara 1 mes, terminado este proceso ella vino a la casa a decirnos personalmente que eramos idóneos, luego de esto el sename nos pidió documentos de médico, cartas de amigos y parientes, y otro montón de papeleo que valía la pena hacerlo, porque nuestra felicidad se ha incrementado puesto que agrandaremos la familia, el sename nos cito para entregarnos el anhelado certificado de idoneidad, ese día mis niños tuvieron clases, pero almorzamos comida china para celebrar y ahora estamos en la linda espera de ser padres otra vez...claro que debe suceder dentro del año o sino hay que repetir todos los papeles, pensando en que los niños tenían 8 y 11 cuando comenzamos este proceso, y ahora van para los 10 y 13, y es que no queremos que tengan tanta diferencia, ojala nuestra niñita se encuentre en alguna parte de este Chile tan lindo y podamos ir por ella pronto...

Sólo Dios sabe lo mucho que ansiamos completar la familia con una hermosa niña, sea como sea, será de nosotros y jamás nadie nos la podrá arrebatar...

Muchos dicen que la espera desespera, así que sólo resta desesperarse en casa, junto al marido y los hijos...

Besos,

Barby

No hay comentarios:

Publicar un comentario