jueves, 24 de septiembre de 2015

La vida sigue...

A veces la vida te pone a prueba, unas que son fáciles de pasar y otras sin embargo que son muy difíciles y que sobretodo cuando estas en pareja cuesta sobrellevar, afortunadamente para mi, mi marido es un marido espectacular, él jamás me ha dejado sola con mis preocupaciones y vaya que las tengo, siempre a puesto los niños primero, en conjunto hemos soportado dolores que han sido muy difíciles, la muerte de un hijo, creo que es el peor dolor que uno puede llegar a sentir en esta vida, ese día llovió, su cajón era blanco de plumas y muy pequeño...enfermedades de nuestros niños, fracasos laborales, y quedar totalmente en la ruina...siiii hubo un tiempo que ni siquiera teníamos para comer, él se levantaba el domingo después de haber trabajado toda la semana y se iba con muchas cosas al terminal a tirarse al suelo a vender todo lo que nos quedaba, compraba leche, pañales y el famoso remedio que duraba sólo 10 días para que uno de mis hijos no le diera infección y terminara hospitalizado, esto duro casi 2 años hasta que logramos operarlo y los controles que aún siguen...para no ser menos al otro chiquillo se le salían los huesos, sobretodo de los codos...ahhhh y le daban convulsiones febriles que al principio creían que era epilepsia jajajajaj fue una etapa dura, donde los chiquititos que ya están grandes pasaron muchas cosas, las cuales nosotros como matrimonio enfrentamos y hoy puedo reírme de todas la desgracias que tuvimos que pasar, si eso no fue suficiente en sentido de fortalecimiento no se que podría ser...gracias a Dios tengo un marido espectacular...

Hoy a pesar de todo lo que vivimos para poder terminar de completar nuestra familia por medio de la adopción, podemos decir que la vida sigue, que es hermosa, que vale la pena vivirla, y más aún tener una familia como la que tengo, siii la espera ha sido desesperante, creo que concordamos muchas familias adoptivas en lo mismo, llevamos... a ver..., desde 2013 entre trámites y postulaciones, hasta hoy que casi casi tuvimos nuestra niña, pero sin explicación coherente, ya no la tendremos, fue duro, la verdad busque por todos lados esperando encontrar si a alguien le había sucedido lo mismo, pero nada...al parecer somos los únicos, es para morirse de la risa y de la pena!!!, pero la vida sigue, nuestro fin es terminar nuestra familia y no pararemos hasta conseguirlo...por fin estamos en la actualización de nuestros papeles, ya que el psicológico nos entrevistaron ayer, esperemos y este todo en orden...

Si Dios quiere y la virgen el próximo año podremos tener a esa personita que esperamos desde hace mucho, y así completar nuestra familia y prepararnos para empezar la etapa más linda y difícil de la crianza.

Besos,
Barby

2 comentarios:

  1. Tu familia ya está completa...
    Se complementará, seguro que si,
    y la completud que ya tienen
    la compartirán con esa personita que
    les colmará de alegrías, travesuras y retos.

    La Vida... es así... con sus altas y sus bajas.
    Maravillosa cuando la sabemos disfrutar aún en las adversidades!

    Te dejo un gran abrazo y mi deseo de bienestar para ti y los tuyos.
    Sé lo que es perder un hijo, y sé lo que es tener un esposo maravilloso
    que no se queda atrás, siempre va de la mano conmigo en todo...


    Admiro la entereza que tienen ustedes Barbara,
    desconozco lo que es preocuparse por la salud de sus hijos
    de la manera en que a ustedes les ha tocado.
    En casa tengo cuatro hijas la mar de bien, por lo que doy gracias diariamente.

    Saludos desde Poza Rica, Veracruz, México

    ResponderEliminar